La maternidad romantizada…

No es la maternidad la que agota, frustra o llena de culpas; Maternar en una sociedad que romantiza la perfección, abnegación y sacrificio… lo hace. #MaternidadHonesta

Ser madre no siempre es tener días felices y de ensueño…aunque nos han hecho creer que de alguna manera debemos mostrarnos cariñosa, desinteresadas y dispuestas a darlo todo, a sacrificar todo lo que queremos, lo que somos por nuestros hijos. Devotas y abnegadas luchamos día a día por encajar en la perfección de las madres que se nos muestran en medios, en redes sociales, cargando con expectativas muy altas. Así que creo que la gente necesita dejar de romantizar la maternidad, porque pretender que todo es calma, sosiego, felicidad, solo nos hace sentir a todas las madres cansadas, sobrecargadas de trabajo y sobre todo poco valoradas.

Hoy soy consciente de que ser una «madre perfecta» es imposible, pero eso no significa que no hice todo lo posible para convertirme en una cuando fui madre por primera vez. Quería cumplir con el rol de mamá como lo había visto en la televisión y en las películas, con mis amigas, en las redes, con mi madre…Resulta que no lo soy. Y ese es el problema de romantizar la maternidad: injustamente prepara a las madres para fracasar, a autocensuarnos y a hablar o compartir solos los lados “dulces” de la crianza, de nuestra vida que de alguna manera nos hace sentir temporalmente bien con nosotros mismos, pero que a la larga alimenta la culpa.

Si quieres pintar una imagen realista de la maternidad, dile a alguien que no siempre será fácil. Dile que habrá días realmente duros que te harán sentir como si no fueras suficiente, que habrá días en que los hijos te gritaran, no comerán la comida que has hecho, se quejarán de sus vidas y de ti con todo y los privilegios que han tenido. Dile que estará bien sentirse vulnerable, cometer errores, estar frustrada y cansada…que está bien que pida ayuda y que se ponga en su lista de prioridades, establecer límites y cuidarse ella misma…porque nadie lo hará.

Si finges que todo es plenitud y días rosas, nunca permitirás que alguien más tenga el derecho a tener un mal día sin asumir que es la peor mamá del mundo y que no se merece lo que tiene. Se honesta. Se real. Expresa abiertamente tus sentimientos y deja de alimentar la maternidad todo terreno, porque es malo para la salud mental de una madre, porque cuidar niños, trabajar, llevar una casa es agotador y decir que se supone que nos debe gustar cada segundo de esto…no está bien. Punto

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: