#MamáTambiénLee | Hijas De Esparta

“En el fondo, no luchaban por ella. Era consciente de que le resultaba más sencillo creer eso que asumir la alternativa, por terrible que fuera, y, a pesar de todo, parecía lo más probable. ¿Cuándo se había sacrificado los hombres por el bien de una mujer?»

Hijas de Esparta. Claire Heywood

Si les he contado que me encantan los “retellings” y más cuando se trata de darle voz a la perspectiva de personajes femeninos? …bueno el día de hoy les tengo el otro lado de Troya desde el punto de vista de la mismísima Helena y su hermana Clitemnestra en el libro Hijas de Esparta, escrito por Claire Heywood.

Hijas de Esparta nos cuenta la historia de las dos hermanas más señaladas de la mitología griega y los motivos que dieron a la Guerra de Troya y las consecuencias que ésta tuvo. La autora explora la vida de las hermanas desde sus orígenes hasta su vida adulta, su rol de madre y aquel episodio por todos conocidos en donde no bajamos a Helena de egoísta y traidora, por privilegiar su historia de amor sobre vidas humanas… ¿pero que tiene Helena que contarnos?.¿Clitemnestra no era una buena madre? ¿Qué paso entonces con Ifigenia?,¿Por qué permitió que la sacrificaran?

#LecturaRecomenda Una visión femenina de una historia escrita en una perspectiva masculina. Un libro maravilloso.

Te dejo algunas frases del libro para que te enganches y corras a buscarlo:

  • Pero ¿Por qué habría de ocultarse? ¿Por qué debería negociar el amo de su madre cuando sus hermanos lo daban por sentado? No tenía ninguna culpa por ser la más hermosa.
  • “Verás, la cuestión es que…los pretendientes, o, vaya, al menos algunos…, creen que eres hija de Zeus”
  • “La belleza de los dioses no hace más que engrandecerse con la imaginación de los hombres”
  • “Helena se preguntó por qué habría sentido tantas ansias por convertirse en mujer. ¿Cómo había podido ser tan estúpida? La vida adulta como mujer era extraña, dolorosa y humillante. Y no había vuelta atrás.”
  • “A veces debemos cumplir con nuestro deber, y otras, hacer lo que creemos correcto – añadió -. El truco está en saber cuándo esas dos cosas van de la mano y cuándo no.
  • ¿Debería creerle? ¿Qué un hombre pudiera quererla por lo que era y no por los hijos que pudiera darle?
  • ¿Por qué no pudiste quedarte en Grecia sin más? ¿Tan terrible era tu vida allí que tuviste que dejarlo todo para venir aquí y arruinarnos la vida?
  • Que arda Troya. Asunto terminado.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: