#MamáTambiénLee | #UnaLucrecia

“La gente piensa que con armar la maleta e irse es suficiente, pero no lo es. No tienen idea de lo que siente estar atada de pies y manos, amordazada.”

Mariela Giménez. #UnaLucrecia

Hoy les traigo de nueva cuenta un libro de la maravillosa Mariela Giménez y se trata de #UnaLucrecia, una historia de esas que aunque duelen, son importantes de contar porque refleja la voz de aquellas mujeres en situación de violencia de género, para poder hacer eco, hacerla visible y que como sociedad empecemos a cuestionarnos nuestra propia realidad, la de tu amiga, tu vecina, tu hermana  o hija. Reconocer la vulnerabilidad y tener la posibilidad de buscar ayuda o funcionar como red de apoyo.

#UnaLucrecia nos presenta a Lucrecia una adolescente de origen humilde quien es conquistada por Lisandro mayor que ella y con una familia con un estatus social y económico alto. Vemos cómo se van presentando cambios en su relación y con angustia vamos presenciando señales anticipadas de una situación de vulnerabilidad y como ésta se va encrudeciendo con los años hasta tener a una Lucrecia violentada física y psicológicamente que tiene que salir de ese martirio por ella y por su hijo. ¿Qué pasasra?…es entonces cuando se presenta,  un robo, un guardaespaldas, la esperanza de un nuevo amor que viene a hacer ajustes y el reflejo de un sistema corrupto que está muy lejos de  ayudar quienes son víctimas.

Sin a duda #UnaLucrecia es una #LecturaRecomendada. Una novela que te deja huella, te reeduca, te llena de coraje, de empatía, compasión y de clamor por la justicia.

Todas somos Lucrecia #NiUnaMás

Como cada reseña, te dejo algunas frases de este libro, para que puedas ver un poco de lo que te he contado:

  • “Era siempre dulce conmigo, atento, ¿cómo podía haber sido así insensible e inmadura en mi reacción?”
  • “Yo, en cambio, estaba aprendiendo a no sorprenderme con sus exagerados ataques de celos. Estaba conociéndolo, me anticipaba a sus reacciones”
  • “Fue entonces cuando lo supe. Supe que yo había perdido, y que él había ganado. Esa confianza renovada venía de la certeza de haber ganado no una batalla, sino la guerra.”
  • “Ver la mirada de terror en los ojos de mi hijo era uno de los dolores más difíciles de soportar”
  • “Elena parecía no comprender que era precisamente mi condición de inferioridad lo que hacía que Lisandro insistiera en que yo permaneciera su lado. Mi inferioridad era mi principal atractivo.”
  • “¡Por Dios, cuánto dolía escuchar todo eso! Yo sabía perfectamente lo que sentía una mujer en su situación. Porque era yo quien recibía los golpes en lugar de mi madre, quien se interponía cuando mi padre perdía los estribos.”

El miedo es instintivo. Deja que te guíe hacia donde tengas que ir para mantenerte a salvo. Haz lo que sea necesario para sobrevivir. Mariela Gimenez #UnaLucrecia #MamáTambiénLee

  • “El amor se construye día a día, que nunca debe darse por sentado, que se alimenta de respeto y aceptación de las diferencias, que se nutre de besos, de caricias y de palabras de afecto, que se basa en la fe de que merecemos ser felices… y que un solo golpe es suficiente para matarlo. Si alguien volviera a preguntarme si creía en el amor a primera vista, le diría que preferiría creer en mí misma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: