Cuando la M de Mamá, llega y aplasta

Para muchas de nosotras la maternidad representó un ajuste fuerte en nuestras vidas, cambio de hábitos, costumbres e intereses; Dejar en pausa un posgrado, una tesis, noches de cartas con las amigas, salidas al cine a solas con tu marido, apapachos semanales y compras compulsivas. …y de pronto te preguntas ¿quién es ésta mujer? ¿quién soy yo además de ser la mamá de…?

Y es cuando te das cuenta que necesitas que la mamá y la mujer coexistan en armonía y sin protagonismos. Que tus hijos sepan orgullosos quién fuiste, quién eres, qué es lo que te apasiona, cuáles son tus causas, qué disfrutas vivir la vida, reír sin censura y aprender cada día…

Y esta cabrón, porque siento que la M de madre se apoderó de mi hace 15 años. Y aunque mi identidad anterior ya no está porque se fue moldeando, hace tiempo me di a la tarea de recuperarme y rescatar esa parte que tenía muy escondidita de mi propia esencia…porque esa con todo y 3 críos, la casa, el caos, la rutina, las canas y los kilos de más ….siempre seguirá intacta.

¿Te has sentido aplastada por la M de mamá?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: