Salvando la Navidad | Buscando nuevas tradiciones familiares.

A pocos días de que llegue la Navidad, una de las principales preocupaciones es la propagación del coronavirus entre nuestros seres queridos y cómo este temor vino a cambiar la dinámica en nuestras tradiciones: Las posadas, nuestra cena en casa de los abuelos, la fotografía con Santa, la convivencia e intercambio de regalos con nuestros amigos, entre otros.

Este año ha sido muy atípico y muy probablemente sea tiempo de hacer ajustes a esas tradiciones y mantener vivo el espíritu festivo entre nuestros hijos. ¿cómo hacerlo? Aquí te dejo algunas ideas que he estado pensando aplicar en nuestra familia:

  • Organicen su propia sesión fotográfica familiar. Busquemos inspiración de fotografías y sets navideños en Pinterest, seleccionemos todo lo que necesitamos hacer, pero sin estrés y utilizando los recursos que hay en casa. Tus luces, accesorios, muebles y la buena noticia es que la mayoría de nosotros tenemos al menos una cámara: nuestros teléfonos celulares que pueden tomar fotografías lindas si la iluminación es buena. Elijamos un buen lugar ya sea al aire libre o en casa y saquemos nuestro lado más creativo.
  • Programa una visita virtual de Santa: Una de las tradiciones que más nos costará este año es la visita del Santa del Centro Comercial…sabemos que lo podemos seguir haciendo con la distancia adecuada, cubrebocas y las “medidas necesarias”, pero en nuestra familia consideramos que no es pertinente hacerlo…no en este año. Por eso una de las soluciones es que nuestros pequeños puedan tener ese acercamiento con Santa a través de apps de videos diseñadas específicamente para que Santa mande mensajes personalizados a los niños: Xmas Time, PNP–Polo Norte Portátil, Tellme, Santa Claus, entre otras.
  • Tener un maratón de películas navideñas: Imagina esto, cama sardina con tus hijos, chocolate caliente, pan dulce, tu edredón calientito y todos disfrutando de sus películas y series navideñas favoritas: Home Alone, El Regalo Prometido, Santa Cláusula, Crónicas de Navidad, el Grinch…uffff ¿Cuál no te perderías?
  • Tiempo de manualidades, manos a la obra: Si no podemos visitar a nuestros abuelos, sí podemos enviarles un regalo personal hecho por nosotros mismos. Si no podemos ir a fiestas, podemos poner más empeño en la decoración navideña en casa. Quizá sea tiempo de retomar esa vieja tradición de enviar nuestras propias tarjetas y postales.
  • Organizar “El costal extra de Santa”: Es buen momento de recordar lo importante de esta época; la gratitud, la esperanza y la generosidad; Pide a tus hijos que revisen sus juguetes en buen estado y decidan con cuáles ya no juegan y que estarían bien dárselos Santa para que pueda llevarlos a otros niños
  • Agradecer: Frasco de agradecimiento: Imagina hacer una cuenta regresiva al día de Navidad ,con una nota diaria de agradecimiento de cada integrante de la familia y ponerla en un frasco que ofrecerás al niño Dios el día de Nochebuena. Este es un buen ejercicio en familia en donde no importa lo difícil y retador que ha sido el 2020, siempre hay algo por lo que somos afortunados y debemos agradecer. (Que no se nos olvide)
  • Intercambios y festejos virtuales: ¡Que comience el zoom party! Ponte de acuerdo con amigos o familiares y organicen su propia reunión virtual con motivo navideño, aprovechen las ventajas de acercarnos a través de la tecnología y hagamos un intercambio utilizando páginas como Elfster que permiten hacer sorteo de amigo secreto, tus opciones de wish list y la compra y envío del regalo a través de plataformas como Amazon.
  • Cocinar en familia. Está será la primera vez que no preparo un postre para llevar a las casas de las abuelas, así que será la primera vez que nos toca cocinar entre todos la cena de navidad. No hemos decidido el menú, pero considerando la revolcada de este año, hemos llegado al acuerdo que sean los niños los que nos digan que es lo que quieren de cenar: Pavo, puré, espagueti y la ensalada de manzana que tanto les gusta. Bonus: Mis niños siempre han querido decorar su casa con galletas de jengibre y obvio como su madre no es hábil para hornear todas las piezas que necesita y muy coda para comprar una lista para decorar, nunca lo habían hecho…pero este año será diferente. Iniciamos una nueva tradición con algo que siempre han querido.

Deja que tus hijos ayuden a planificar las nuevas tradiciones navideñas de la familia. Recuerda todos tenemos nostalgia y aunque esta situación está fuera de nuestras manos, aun queremos que los niños sientan que hay cosas que podemos hacer para mantener la magia y la esperanza.  

¡Hagamos que esta Navidad sea especial!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: