Háblate Bonito

Siempre he creído que mucho de lo que pasa en nuestras vidas está determinado por dos cosas: la forma en que nos tratamos a nosotros mismos y la forma en que dejamos que otros nos traten. Sí, las palabras de otras personas tienen ese poder, pero lo que dicen no es tan poderoso como las palabras que nos decimos a nosotros mismos y es que no deja de sorprenderme lo cruel que podemos ser con nosotros mismos: Somos nuestro peor verdugo, nos juzgamos y nos exigimos más de lo que deberíamos.

¿Cuántas veces al pasar por un espejo te vienen pensamientos poco amables?: “¡Qué bárbara, que fregada estoy!  ¿Cuántas veces después de un día corriendo en modo ninja de un lado para otro sientes que no cumpliste bien con tu rol de madre y te faltó hacer algo para desarrollarte en otros ámbitos?  ¿Cuántas veces terminas fulminada después de un día caótico y al ver tu casa “patas arriba”, te empiezas a cuestionar si estás dando el todo y si eres suficiente?

Te tengo una noticia: La forma en que nos hablamos afecta la forma en que nos sentimos acerca de nosotros mismos y sobre las cosas que podemos lograr en la vida. Tus hijos te están observando, recuerda todo comienza contigo…trátate mejor, háblate bonito.

Ahora cuéntame, honestamente ¿eres amable contigo? ¿Te hablas de la misma manera en la que hablas con los demás? 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: