Nadie puede verte…

Cuando tomé la decisión de ser mamá de tiempo completo, no pensé que fuera a extrañar tanto el reconocimiento y la gratitud de las personas que colaboraban conmigo. No es que me queje o quiera regresar (en este momento) a las filas laborales, pero siendo honesta cuando estás todo el día en casa, tu vida entera es la familia, la organización del hogar y el bienestar físico y emocional de todos…hasta que un buen día te das cuenta que ahora tu trabajo es invisible y a ti nadie te ve.

Nadie puede verte, pero eres la que lavas, barre y friega pisos. Nadie puede verte, pero eres la que limpia baños y tiende camas. Nadie puede verte, pero eres la que revisa que nada falté en casa. Nadie puede verte, pero eres la que cocina, plancha y organiza. Nadie puede verte, pero eres la que está al pendiente de las citas con doctores, presupuestos, fechas límites y facturas.

Nadie puede verte porque eres la mamá invisible…

¿Alguna vez te has sentido así?

Son solo pequeños momentos de estrés y agotamiento en el que la rutina nos sobrepasa, pero, aunque parezca que todo el trabajo jamás terminará, que no estas siendo valorada, que no te consideran lo suficientemente productiva y que nadie puede verte, salen esos pequeños testigos que son parte de este gran proyecto en construcción llamado ser madre.

Por ahora mi compromiso es estar en casa con mis hijos, formarlos y amarlos, quizá ésta labor sea invisible, intangible y en ocasiones demoledora, pero al final del día, después que el ajetreo haya parado, el tener a tus hijos felices, sanos y satisfechos será el mejor reconocimiento a nuestro trabajo.

¡Ey!.

No estás sola, se vale sentirse así a veces, somos grandes madres y lo estamos haciendo muy bien….

 

61 comentarios sobre “Nadie puede verte…

Agrega el tuyo

  1. Holaaaaaa!
    Eso es uno de las cosas de la maternidad que no se tienen en cuenta, la verdad. Lo que se hace en casa, no lo valoran nada… Y es una tarea dura, pero espontanea, la verdad. Tienen que cambiar muchas cosas en este mundo…
    Un besito, nos leemos^^

    Me gusta

  2. Hola. Los momentos estresantes son los que te hacen hablar así. A ti y a todas!. Luego sientes una satisfacción muy grande cuando ves que tu familia está encauzada, tus hijos son personas magníficas y tú retomas tu trabajo. Son años intensos pero yo no los cambio por nada.

    Le gusta a 1 persona

  3. Uno como hijo se viene a dar cuenta de todo lo que hace la mama cuando ella se enferma y la casa queda patas para arriba, nadie lava, nadie hace las camas, nadie cocida, faltan cosas, etc etc, y pues te lo digo cuando uno es pequeño no se da cuenta de las cosas que hacen las mamas por uno, pero cuando crecemos y lo empezamos a notar agradecemos todos esos detalles y toda la crianza que nos fue dada para ser la persona que somos, asi que animo y mucho cariño que lo estas haciendo bien!

    Me gusta

  4. Hola guapa
    Me he sentido así alguna vez, pero no con mi familia sino en otra situación, y si, cuando te esfuerzas tanto y no se ve, y si encima te viene un momento de estrés, la sensación puede ser demoledora
    Pero yo creo que las madres nunca son invisibles, siempre estan presentes, y lo que hacéis por vuestros hijos no se puede comparar a ningun trabajo. Quizá el problema sea ese, que la sociedad valora más el trabajo que da dinero que el trabajo que genera amor, ojala no fuera así
    Un besazo

    Me gusta

  5. Me encanta! Aunque aun no soy madre. Comprendo la situscion de la que hablas, solo espero que obtengas ese reconocimiento de tu familia, al ver a tus hijos o a tu esposo, no lo sé, solo espero que siempre te puedan valorar, a todas las madres, por el ezfuerzo diario que realizan.

    Me gusta

  6. Holaaa! que hermoso texto, tienes mucha razon con todo! mucha gente no valora el trabajo de las mamás cuando sin ellas no somos nada, todo el peso lo llevan ellas, incluso el que no son de ellas, las admiro, admiro a esas mujeres! ❤
    besos!!

    Me gusta

  7. Si existe la mujer invisible porque no la mamá invisible, creo que más de una persona ve lo que hacemos y sino pues basta con tomarse un descanso total por un día para recordar que el trabajo de una madre es tan valioso como el padre y de cualquier otro profesionista, solo es cuestion de defender y sin miedo a decir soy madre de tiempo completo y aparte soy blogger, videoblogger y bueno la lista es grande jejeje. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: